Pasion Blaugrana

 

BRUTAL PALIZA DEL BARÇA EN EL BERNABEU, BROCHE DE ORO A UNA TEMPORADA HISTÓRICA. NO HAY COLOR...

2/5/09: En toda la boca

365 días después del pasillo en el Bernabeu le Barça se toma la revancha de aquel día de la mejor manera posible, humillando al eterno rival en su propia casa, bailandoles en el campo y celebrando un título de Liga que ya no se nos puede escapar. Esto es el Barça señores, la diferente manera de entender el fútbol y de jugarlo ha quedado bien clara, algo que la clasificación no dejaba ver a muchos
  
 

El Madrid se vino abajo como un castillo de naipes. Por fin se acabó la eterna cantinela, con la que tantos meses había 'calentado' el ambiente su entorno. Que si remontada, que si canguelo culé, que si 'villarato', que si arbitrajes... Se acabó. Ya no les quedan argumentos. Porque lo que se vivió en el Bernabéu fue el fiel reflejo del abismo futbolístico que, a día de hoy, separa a unos y otros. No hubo color. Bueno, sí lo hubo. Y fue azulgrana. Dos goles de Messi, dos de Henry... y otros dos de dos defensas: Puyol y Piqué, sobresalientes, como todos. Sin temor a exagerar, fue una exhibición de las que hacen época. El Barça es ahora líder con siete puntos de ventaja, quedan cuatro jornadas y podría proclamarse campeón de forma matemática en la próxima.

De poco le sirvió a los de Juande Ramos su -eso sí- impresionante racha de victorias en la segunda vuelta y sus épicas remontadas de las últimas semanas. Porque el dominio del Barça fue tan brutal, tan aplastante, que el 1-3 al que se llegó al descanso se quedó corto. De no haber sido por el de siempre, Iker Casillas, la goleada hubiera sido de escándalo.

Lo que hicieron los de Pep Guardiola fue un monumento al fútbol, un espectáculo, un recital. El Barça dijo desde buen principio "aquí estoy yo", y no hubo quien le rebatiera. El técnico barcelonista ya lo había dicho en la víspera: serían valientes, irían al ataque. Y así fue. Ni siquiera el hecho de salir líderes incluso perdiendo, ni de tener que jugarse el miércoles el pase a la final de la Champions en campo del Chelsea les restó un ápice de ambición. Un '10', una vez más, en honestidad, en actitud, en todo. Fue sensacional.




Henry, más 'monsieur' que nunca

Y en el Bernabéu se hizo justicia. El juego de ataque, atrevido y alegre de los azulgranas se impuso al fiarlo todo a la casta y a la inspiración de Casillas del Madrid. Esta vez, a los de Juande no les bastó con la suerte y el gol en el último minuto. Y eso que las cosas se le pusieron de cara cuando, a los 13 minutos, Higuaín despertó viejos fantasmas. El argentino, libre de marca en un grave despiste defensivo, cabeceó a la red un centro desde la izquierda (1-0).

Pero el gol quedó en anécdota, porque la respuesta del Barça fue de campeón. Demoledora. Como un gancho de Mike Tyson. Henry inició su recital particular marcando el 1-1 cuando en el Bernabéu ya empezaban a soñar con el título. El francés recibió un pase en profundidad de otro de los once héroes del partido, Leo Messi, encaró a Casillas y le batió de chut raso y cruzado (1-1, 17').

... Y Puyol besó el brazalete

El Madrid no tuvo tiempo para reaccionar porque, cuando quiso darse cuenta, ya perdía por 1-2. Xavi sirvió una falta -cometida sobre Henry- desde el lateral del área y Puyol, entrando como un obús desde atrás, cabeceó a la red. El capitán azulgrana celebró el tanto con un gesto simbólico, que refleja su grado de compromiso e identificación con el club: se sacó el brazalete de capitán y le dio un beso a la 'senyera'.

A pesar del mazazo, el Madrid, fiel a su garra de siempre, no se rindió, y pudo haber empatado poco después cuando, tras un fallo de Abidal, Robben se plantó solo ante Valdés. Pero el meta azulgrana estuvo colosal, deteniendo su disparo primero... y un mal rechace de Alves a bocajarro en la jugada posterior.

Los porteros de ambos equipos demostraron su impresionante calidad. Quien más trabajo tuvo fue Casillas que, a pesar de la derrota, salvó a los suyos de una debacle mayúscula. Messi (23', 29' y 32'), Eto'o (26') le pusieron a prueba con ocasiones clarísimas. De esas que raras veces fallan. Pero las paró todas. Fue impresionante.

Messi, siempre Messi

El Barça jugaba a placer. El 1-3 se hizo esperar. Pero llegó, y aún vendrían más. Messi, a pase de Xavi, marcó el primero de su cuenta particular batiendo a Casillas con un remate con el exterior del pie.

Y tras el descanso se repitió la misma historia. Ni siquiera el mal arbitraje de Undiano Mallenco pudo eclipsar a los astros blaugranas. Quedó en pura anécdota. De una falta más que dudosa de Iniesta -después de que, en la acción anterior, Raúl le diera un manotazo en la cara al manchego, sin castigo- llegó el segundo del Madrid. Robben la sirvió y Ramos la remachó a la red.

La guinda del pastel

Pero las esperanzas se les acabaron rápido. Henry, en el 58', marcó el 2-4 al culminar una contra a pase de Xavi. Messi, en el 75', sentó cátedra con otro de sus goles catedralicios. Uno más para la colección. Recibió un pase de Xavi, se plantó solo ante Casillas... y le batió tras hacer una sorprendente 'paradinha', sólo al alcance de los grandes 'cracks'.

Piqué se sumó poco después a la fiesta marcando el sexto. Lo hizo a la mediavuelta, tras recibir un pase de Eto'o. Como si el '9' fuera él, vaya... Ver para creer. La goleada ya estaba sellada y la Liga, prácticamente en el bote. Salvo cataclismo o similar, sólo es cuestión de esperar...
 

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Esperando contenido...


FC Barcelona online
free counters





Directorio webs
Afiliados Vip




Publicidad


_______
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=